Un gimnasio para el cerebro

Kidos, el centro de coaching infantil, ha cambiado la vida de niños y jóvenes durante 4 años en La Paz, ahora está en Santa Cruz. 

Para los niños de hoy, la educación tradicional ya no es suficiente, deben desarrollar habilidades básicas que les permita adaptarse a este nuevo mundo y utilizar de una mejor manera las herramientas que tienen a su alcance. Para ayudarlos, abrió sus puertas en Santa Cruz (Bolivia) Kidos, un centro para generar espacios de desarrollo cognitivo y emocional para niños y jóvenes.

Según la pedagoga Cristina Arze, Kidos ofrece dos programas: Fortalecimiento de las Habilidades Objetivas y Desarrollo de la Inteligencia Emocional, dos áreas basadas en la neurociencia que, según nos explica, se ha demostrado en los últimos años que se deben estimular y la educación tradicional no lo está haciendo.

“A través de distintas técnicas, trabajamos con los niños la generación de mayores conexiones neuronales que les permita utilizar de mejor manera la información, básicamente las del lóbulo prefrontal donde están las funciones ejecutivas a nivel cognitivo y también donde está el centro de la felicidad”, nos detalla Arze.

Los programas funcionan de diferentes formas metodológicas, en el de habilidades cognitivas, los niños que tienen algún tipo de dificultad de aprendizaje y por lo tanto poco éxito escolar, fortalecen el desarrollo de habilidades de memoria, atención, razonamiento lógico o percepción visual, entre otros. Sin embargo, esté programa no está destinado solo a los niños con problemas, sino a todos, es como un gimnasio para el cerebro, nos explica la pedagoga.

El programa de inteligencia emocional tiene 5 módulos: autoestima, habilidades sociales, resolución de conflictos, autogestión emocional y valores. Se trata de desarrollar todas estas habilidades que son las más útiles para la vida y por lo tanto para el éxito profesional. “Por eso actualmente las grandes empresas invierten en la capacitación a su personal en habilidades blandas: capacidad de trabajar en equipo, de gestionar las emociones, niveles de motivación óptimos y trabajo cooperativo”.

Para la psicóloga Susana Ramírez, Kidos es un centro de desarrollo humano, “consideramos que el grupo de niños con el que trabajamos va a tomar las decisiones del futuro y es una premura pensar en el perfil con el que deben salir de la escuela ya que estamos en un momento importante de cambio de paradigma en la educación.

Apuntamos a romper los paradigmas de la educación tradicional y poder generar esta formación integral a los niños, poder darles estas habilidades emocionales y cognitivas esenciales para los retos actuales”, expresó Ramírez.

Nota.- Erika Bayá

Compartir:
Cambiar Idioma »