“Sustento todo lo que digo”

Luis Fernando del Rincón, periodista y presentador mexicano de la cadena internacional CNN en Español, llegó a Santa Cruz de la Sierra por invitación de la revista Forbes Bolivia. En conferencia de prensa, el conductor del programa Conclusiones, habló sobre los aspectos periodísticos que lo motivaron a hacer un detallado seguimiento de prensa durante los acontecimientos suscitados en Bolivia el último trimestre de 2019. 

– ¿Por qué Conclusiones de CNN en Español dedicó tantos programas a Bolivia?

– Casi en las mismas fechas, sucedieron dos hechos fuertes en la región. La mayoría de los medios internacionales volcaron su mirada hacia los conflictos en Chile y Bolivia estaba en segundo plano. En un razonamiento periodístico, vi que lo que se estaba fraguando en Bolivia era gravísimo, por eso decidí dedicarme de lleno a este país. No se si aporté o no, solo hice mi trabajo, era mi obligación y responsabilidad hacerle seguimiento, un principio básico del periodismo. 

– ¿Qué enseñanzas les deja esto? 

– Es verdad que hay temas que dejan más rating que otros, pero yo no trabajo en base al índice de audiencia, sino por responsabilidad periodística. Para sorpresa de muchos la información de Bolivia le interesa al continente, porque tiene impactos sociales, económicos y políticos. Muchos canales internacionales decidieron darle más cobertura a Chile, pero para mí, los dos países tienen la misma importancia. No se trata de la densidad poblacional ni la superficie territorial, es el hecho. En Bolivia se estaban robando las elecciones, la importancia era altísima. 

– ¿Cómo periodista, alguna vez fuiste perseguido o recibiste amenazas? 

– He sido perseguido por el expresidente de Bolivia, me quiso acusar de tráfico de personas por haber ido a La Paz a investigar un hecho durante su gobierno. Cuando retorné a Estados Unidos, revisé la investigación y no tenía elementos suficientes para sustentar la historia, no había pruebas contundentes y finalmente el tema no salió al aire. A pesar de ello, me quisieron obligar a declarar ante la fiscalía e incluso involucrar con la Interpol. 

En 2014, durante una cobertura en Venezuela tuve que salir huyendo por Colombia porque recibí amenazas. Como esos, podría citar muchos otros casos más. Lo bueno es que todavía no me han alcanzado, aún corro rápido.  

– Todos los medios tienen una posición. ¿Qué nos puedes decir sobre la imparcialidad?  

– En las noticias eso de la imparcialidad es una estupidez que tenemos que sacarnos de la cabeza. Para ser imparciales tendríamos que haber crecido aislados de todo. A lo largo de nuestra vida recibimos todo tipo de influencias que al escribir y reportar, las imprimimos. 

Lo que hay son hechos y lo que puedo decir es que siempre cuento la verdad y siempre lo voy a hacer. Sustento todo lo que digo y nada va con ideología, sino con hechos, con pruebas, con testimonios, con investigación. Prefiero hacer todo eso, que mostrarme imparcial y no hacer mi trabajo a fondo. 

– ¿Qué tipo de control tiene CNN a la rigurosidad investigativa?

– Lo que puedo decir es que pasamos tres filtros editoriales al interior de la empresa y cada uno de ellos analiza hasta el más mínimo detalle, es súper riguroso. 

Foto: Enrique Menacho

Compartir:
Cambiar Idioma »