Fernando Arze: “No quiero ser el actor del momento”

Un poco solitario, amante del cine, el teatro y los viajes, Fernando Arze Echalar, el primer boliviano en ganar recientemente el premio a Mejor Actor del Festival de Gramado, por su papel de ‘Coco’ Muralla en la película del director Gory Patiño (2018), conversó con revista Amaszonas acerca de su carrera, sus proyectos y del momento positivo que atraviesa el cine nacional.

– Actúas desde hace 20 años, ¿Crees que llegó el momento de cosechar? 

Creo que es tiempo de cosecha porque los últimos cinco años, desde que regresé a Bolivia, empecé a dirigir mucho teatro y a actuar en cine. De pronto comenzaron a salir como tres o cuatro producciones una tras otra, algunas que hice tiempo atrás y que por coincidencias de la vida salieron al mismo tiempo. Además de los premios que también llegan, es un tiempo de agradecer y aprovechar. 

– ¿Te arrepentiste alguna vez de haber decidido ser actor?

En algunos momentos me lo he cuestionado y aún lo hago. Hubo una época que me peleé con el teatro porque no ganaba para nada. Tuve la chance de ser parte de una compañía en Nueva York y ahí mi autoestima retornó y creció. Después de un tiempo hice mucha publicidad en Estados Unidos, mucha locución. En 2003 y 2004 hice dos películas en Bolivia, que fueron “El Corazón de Jesús” y “El Atraco”, y fue como mi apertura al cine en Bolivia y en general. 

– Hiciste teatro, televisión, cine, dirigiste… ¿qué te falta hacer?

Me encantaría filmar en Italia, todavía no he dirigido un largometraje, y quiero hacerlo, ese es el próximo paso para mí. Me gustaría actuar con ciertos actores, ídolos como  Daniel Day-Lewis, también hay directores con los que sueño trabajar. En Bolivia tuve la chance de trabajar con casi todos los directores, tengo pendiente hacer algo con Rodrigo Bellott, casi lo hacemos, pero no se dio por tiempos. 

– Te consideras solitario o un hombre muy de familia y amigos

La verdad es que me gusta quedarme en mi casa, cuando puedo viajo. Mis amigos dicen que tengo un lado ermitaño, puede que sea cierto. Creo que la vida de actor es un poco solitaria porque necesitas aislarte para poder trabajar en tus personajes.

– ¿Planificas o vives el día a día?

Una mezcla de ambas, creo. Cuando gané el premio Kikito a Mejor Actor en el Festival de Gramado, mucha gente comenzó a preguntarme ¿Y ahora qué?, yo pensé, acabo de ganarlo, quiero disfrutar este momento. No sé lo próximo que voy a hacer, pero he aprendido a lanzar al universo lo que quiero. El próximo año quiero trabajar en tres películas, y así será, quiero escribir mi guión y así lo estoy haciendo. 

– Te sientes el actor del momento del cine boliviano

No quiero ser ni sentirme el actor del momento, no me interesa, porque los momentos son pasajeros. Solo quiero ser un actor que tiene mucho trabajo y la oportunidad de actuar todo el tiempo. 

¿Es un momento positivo para el cine boliviano?

Se están haciendo muchas cosas buenas, pero también hay que ser autocríticos, tenemos que dejar de decir “está bien para Bolivia”, porque el cine es el sello de nuestro país. 

 

 

Compartir:
Cambiar Idioma »