Compartir:

Conocida como la Andalucía boliviana y como la capital del vino, Tarija es un departamento que goza de un clima templado excepcional. Es el lugar ideal para disfrutar de la calidez de su gente todo el año, pero especialmente es las temporadas festivas de Carnaval y en sus inolvidables vendimias. 

A Tarija se la conoce como la Andalucía boliviana por su parecido con pueblos del Sur de España y porque aún conserva la herencia de la época de la Colonia. Eso se hace evidente al caminar por sus calles y conocer varias de sus poblaciones aledañas.

Quien la visita coincide que se trata de un hermoso jardín, beneficiado por un agradable clima templado. En este valle subtropical, ubicado entre los 1.200 a 2.000 m s.n.m., se producen los mejores vinos y singanis del país, que después de la industria del gas, es la que más beneficios genera para la región. Amaszonas te invita a conocer algunos de los hermosos lugares que tiene esta ruta, al sur del país. 

En la ciudad no puedes dejar de visitar la Plaza de Armas Luis de Fuentes y Vargas, la Casa Dorada, una hermosa residencia centenaria donde hoy funciona la Casa de la Cultura; el Castillo Azul, uno de sus patrimonios arquitectónicos, el Museo Paleontológico, donde se exponen 5.000 piezas entre fósiles y objetos arqueológicos hallados en la cuenca de Tarija; el Museo Franciscano que guarda la historia de este departamento y de la orden religiosa, en manuscritos, libros, artesanías y pinturas de hace cuatro siglos. Desde el Mirador de los Sueños, con la forma de una copa de vino, se puede tener una vista panorámica de la ciudad. 

Un paseo obligado es recorrer la Ruta del Vino y el Singani. En la ciudad existen varias operadoras que te llevan a las principales bodegas industriales (Casa Real, Casa Grande, Kohlberg, Campos de Solana, Las Duelas) y destinos turísticos como el Valle de la Concepción, el Cañón de la Angostura, el Valle D’Vino y Casa Vieja, una pequeña bodega artesanal famosa por sus vinos jóvenes y frescos. Los viñedos tarijeños, por estar ubicados entre los 1.800 a 2.000 m s.n.m., son considerados los más altos del mundo. 

Otro destino que debes visitar en la campiña chapaca es el pintoresco pueblo de San Lorenzo, ubicado a 16 kilómetros de la capital. Allí se encuentra la Casa Museo del “Moto Méndez”, héroe de la independencia de Tarija. No te puedes ir de este lugar sin degustar sus tradicionales rosquetes, empanadas blanqueadas, las deliciosas hojarascas y en la zona de Tomatitas, sus tradicionales cangrejitos, mizquinchos y doraditos, son las delicias de los ríos de esta linda ciudad boliviana.  

A pocos quilómetros de San Lorenzo, también se encuentran los chorros de Mariqui, Jurina y Coimata, cascadas que son parte de la reserva biológica Cordillera de Sama. 

Con un poco más de tiempo, un imperdible en el departamento de Tarija es viajar a las Lagunas de Tajzara ubicadas a 76 km en la ruta hacia Potosí. Se trata de dos cuerpos de agua ubicados de 3.600 m s.n.m con paisajes increíbles. La laguna Grande y la laguna de Pujzara albergan especies de aves en medio de un paisaje de dunas de arena. Completan la postal sus  iglesias y sus coloridos talleres artesanales. 

Desde este mes de marzo Amaszonas volará todos los días a la capital chapaca desde el Aeropuerto Viru Viru de Santa Cruz. 

Compartir:

Deja una respuesta