Compartir:

CULTURAS VIVAS

Cusco es mucho más que Machu Picchu y la mejor prueba son las decenas de diferentes tours que se pueden realizar en un día en la zona. Te presentamos algunos.

Quizá el más completo es el de Maras, Moray y Chinchero. En este paseo se puede ver el único paisaje de las salinas del imperio inca que funcionan hasta el día de hoy. En Maras se camina por cerros cubiertos de un manto de infinitas tonalidades blancuzcas, se ve cómo se realiza el trabajo artesanal de cultivo de sal y las vistas de la cordillera y sus valles.

Luego se visita las terrazas circulares de Moray, un antiguo centro de experimentación agrícola incaica y se termina viendo como realizan sus obras de las tejedoras de Chinchero, la capital de los tejidos del imperio. Un tour completo, lleno de paisajes, historia y humanidad.

EL CENTRO DE LO SAGRADO

Ollantaytambo era una de las principales ciudades del imperio inca y un centro agrícola, comercial, religioso y militar que, por su estratégica ubicación, dominaba todo el Valle Sagrado. Este no es solo uno de los más grandes y monumentales complejos arqueológicos de la zona, sino que es un pueblo en plena actividad, donde las viviendas de piedra siguen siendo el hogar de los descendientes y lugareños. 

A 90 kilómetros de Cusco, existen tours para pasar el día allí o se puede tomar un bus y recorrerlo por tu cuenta. El templo del Sol y sus gigantescos monolitos, sus imponentes muros de fortaleza, las grades de la andenería y las terrazas de cultivo, son algunos de los principales atractivos, pero solo pasear sus calles, hablar con su gente y entrar en negocios locales que funcionan en construcciones hechas hace más de 500 años, es una experiencia difícil de igualar.

Para un día perfecto, hay que buscar alguno de los puntos altos en los cerros de alrededor y disfrutar de la gran vista de todo el valle.

LA CAPITAL DEL MUNDO

Después de una maratón de caminatas y paseos por los alrededores, quedarte un día en Cusco puede ser la oportunidad para conocer lugares donde lo único que supera su belleza y estética es su relevancia histórica y cultural. Después de todo, estamos hablando de la capital de uno de los imperios más grandes que hubo en América.

Las antiguas calles del barrio de artesanos San Blas, el mercado de San Pedro, los palcos y la catedral en la plaza principal, el Templo del Sol y el Museo de los Incas, son todos lugares a distancias cortas, para tener una gran tarde en el Nueva York del mundo antiguo americano. 

SOLO PARA AVENTUREROS

La Laguna Humantay se encuentra a 4.100 metros sobre el nivel del mar y para llegar allí hay que caminar –casi todo en subida- durante dos horas y media. Pero todo vale la pena cuando se presencia la majestuosa cordillera, el eterno glaciar que desciende y alimenta esta laguna de colores que hay que ver para creer. 

Los tours parten desde Cusco en la madrugada y tienen un recorrido en bus de cuatro horas. La mayor contraindicación de este paseo es que depende mucho del clima, y si se tiene mala suerte, se puede llegar y no ver nada por la densa neblina. Sin embargo, para los amantes del trekking, es una experiencia de dificultad media, con vistas únicas y que finaliza con un paisaje que saca lágrimas a más de uno. 

Compartir:

Deja una respuesta