Compartir:

La Ópera de Alambre es un espacio mágico que se integra con la naturaleza del lugar. La obra fue construida en sólo 75 días, e inaugurado en 1992 para la celebración de los 300 años de Curitiba. 

Erika Bayá

Actualizado: 2018-04-02

Si vas a Curitiba, la selfi obligada es en la Ópera de Arame, este teatro de estructura tubular con techo y paredes transparentes, es uno de los símbolos de la arquitectura moderna de esta ciudad brasileña. Está rodeado de un lago artificial, de modo que el acceso al teatro es a través de un puente, también tubular. Esta obra que inspira la fragilidad de una construcción de alambre, fue erigida hace 26 años, solo en 75 días, en el cráter de una antigua cantera llamada pedrería Pablo Leminsky. En conjunto, la Ópera y la pedrería constituyen el Parque de las Pedrerías. Este teatro rodeado de cascadas y árboles es considerado uno de los recintos culturales más famosos de la ciudad y en su interior hay espacio para albergar a más de 2.000 personas, pero para preservar la integridad de la estructura ahora solo recibe la mitad de su capacidad. Durante todo el año, la Ópera de Arame – que significa Ópera de alambre en español – presenta eventos de todo tipo y conciertos de diversos géneros musicales. Por su escenario han pasado estrellas internacionales como David Bowie, Paul McCartney, Jorge Drexler, el tenor español José Carreras y recientemente la banda francesa de indie rock Phoenix, solo por citar algunos. Si visitas esta ciudad, consulta las listas de eventos locales en los periódicos o el sitio web de la Fundación Cultural de Curitiba para enterarte de las presentaciones.

Compartir:

Deja una respuesta