Compartir:

Amaszonas vuelve a estos destinos, generando una nueva dinámica de conexión. 

Marcelo Campos

Actualizado: 2018-04-04

Amaszonas continúa su expansión a los destinos dentro de Bolivia, incorporando desde el 21 de marzo a Trinidad, la capital del departamento de Beni y a Riberalta la perla amazónica. Con esto la aerolínea se abre al noreste del país, donde se desarrolla un importante polo económico y el verdor de la naturaleza se encuentra a cada paso.

Fundada con el nombre de La Santísima Trinidad en 1686, esta ciudad fue parte de las misiones jesuíticas, pero debido a su posición desfavorable por las inundaciones, se trasladó en 1769 a 14 kilómetros de su asentamiento inicial. Los visitantes pueden encontrar una ciudad apacible, con su plaza de armas y su catedral que fue construida en 1931. Al mismo tiempo la naturaleza brota por los alrededores. Muy cerca del centro histórico se encuentra la Laguna Suárez donde se pueden realizar deportes acuáticos, descansar y caminar para observar los animales del área. Uno de los sitios más visitados por los locales y extranjeros.

Otros lugares a tomar en cuenta cuando se visite Trinidad son la Loma Suárez, el Parque Pantanal Zoo, la Casa de la Cultura del Beni y el Museo Kenneth Lee.

En tanto, Riberalta capital de la provincia Vaca Diez del departamento de Beni, fue fundada oficialmente en 1894, aunque el asentamiento del poblado venía constituyéndose más de una década antes. Su nombre es la unión de las palabras Ribera Alta y fue un centro económico importante durante la fiebre del caucho en la Primer Guerra Mundial. Actualmente todo el noreste de Bolivia y por supuesto Riberalta son los principales exportadores de castaña en el país y el mundo. Según datos del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), en el periodo 2012-2016 se exportó castaña por un valor de $us 825 millones por la venta de 123 mil toneladas, mientras que al tercer trimestre del 2017 se alcanzó la suma de $us 156 millones, un 14% más que en el mismo periodo del 2016.

Al estar asentada en plena Amazonía, Riberalta encanta por sus bosques exuberantes. Los visitantes podrán encontrarse con la naturaleza en todo su esplendor, además que en la gastronomía resaltan platos con distintas especies de pescados e incluso reptiles como el lagarto.

Compartir:

Deja una respuesta