Compartir:

La ciudad más grande y poblada de Bolivia, no puede ocultar su naturaleza privilegiada. Muy cerca a la urbe, existen rincones únicos donde se puede observar, en libertad, aves, perezosos, tortugas e incluso lagartos y animales que te harán vivir su privilegiado lado salvaje. Toma nota para que tu próximo paso por la ciudad, sea como una visita a la selva.

Si estás llegando a esta ciudad, pon atención, ya que en el predio del aeropuerto puedes ver piyos (ñandús) corriendo libremente. Hasta hace pocos años, la misma plaza principal era hogar de perezosos. Aunque estos ya no están en la actualidad, si visitas la pequeña ciudad vecina de Cotoca, con un poco de suerte, podrás ver algunos en su plaza.

Como éstos, existen varios lugares dentro de la urbe donde la naturaleza todavía sorprende, entre los principales están: 

Curichi La Madre. Sin salir de la ciudad, este humedal de 50 hectáreas, ofrece senderos de algunas horas que atraviesan bosques de maras (árbol de madera preciosa en peligro de extinción), islas de bibosi en motacú (una singular simbiosis entre un árbol y una palmera, autóctonos del lugar) y de otras especies de fauna. Este lugar también es el refugio de gran cantidad de perezosos, tatuses (armadillos) y capiguaras. La visita debe ser con guía y sus horarios de atención son, entre semana de 8:30 a 12:00 y de 15:00 a 18:00.

Jardín Botánico. A ocho kilómetros de la ciudad, se encuentra un oasis de bosque tupido con muestras de orquídeas, lagunas con tortugas y lagartos y centenares de especies de flora y fauna. Un lugar para pasar un día en la naturaleza, incluso se puede acampar y también tiene un mirador para ver sus más de 200 hectáreas de frondosas copas de árboles.

El Parque Autonómico. En el 4to Anillo y la Avenida Roca y Coronado, existe un parque de suaves colinas y viejos árboles que vieron esta ciudad crecer. Allí, los monos se pasean cada amanecer y atardecer y son acompañados por decenas de especies de aves en un espectáculo que conmueve. También se ven ardillas e incluso tucancillos.

Si quieres ver tucanes, te recomendamos La Rinconada (aunque están en jaulas), igual puedes ver gran variedad de parabas y otras especies nativas en el Zoo Municipal. Lo importante es que, a donde vayas, estés atento al llamado de la naturaleza.   

Compartir:

Deja una respuesta