Compartir:

En Chile el vino es una bebida importante. Así como Argentina y Uruguay, goza de un prestigioso sitial en Sudamérica ante el mundo. Hace algún tiempo a su gran oferta se sumó el Vino del Desierto de la región de Tarapacá, una zona que no era famosa como las viñas exuberantes de los valles centrales, pero hoy en día está dando mucho de que hablar. Resulta que sus cepas Tamarugal y Gros Colman, han obtenido un importante reconocimiento de la prestigiosa Guía Mesa de Cata que publica cada año el “Club de Amantes del Vino” CAV.

El equipo CAV está conformado por un panel de catadores especializados, que durante toda la temporada fijan su criterio para los más de 1.600 vinos chilenos probados y evaluados. Todos estos resultados se pueden encontrar en una publicación detallada, que muestra un amplio mapa del vino chileno.

Lo cierto es que en muy poco tiempo las cepas norteñas obtuvieron puntajes altos. La Gros Colman (cosecha 2019) está con 89 puntos y 90 puntos la cepa blanca Tamarugal versión abocado (cosecha 2019), ambas catalogadas como un vino que sorprende. En tanto, la cepa Tamarugal versión seco (cosecha 2019), obtuvo 91 puntos siendo evaluada por los catadores expertos como un vino excelente y con clase.

“No sólo nos sentimos orgullosos por los excelentes puntajes para nuestras cepas del proyecto Vino del Desierto que es ejecutado por los investigadores de la Universidad Arturo Prat, sino que, además, reforzamos nuestro compromiso como Universidad Pública y Regional con el fomento productivo de la región de Tarapacá”, manifestó, Alberto Martínez, Rector UNAP.

Por su parte, Marcelo Lanino, director del proyecto Vino del Desierto, agregó que “nos llena de alegría, orgullo y satisfacción estar hoy, dentro de los mejores vinos del año. Además, aporta un nuevo logro del Vino del Desierto, que demuestra que los esfuerzos realizados por la Universidad Arturo Prat, el Gobierno y Consejo Regional de Tarapacá siguen obteniendo frutos”.

Cabe destacar que la Guía Mesa de Cata de La Cav, a través de sus reseñas y puntuaciones se ve reflejado el devenir de un país vitivinícola en crecimiento.

Compartir:

Deja una respuesta