Compartir:

Así como el tequila es de México o el pisco es de Perú, el singani es de Bolivia. Este destilado elaborado a base de uva moscatel de Alejandría, ahora tiene un museo en Santa Cruz de la Sierra (Bolivia), en realidad un bar museográfico que nace como una propuesta de Café Lorca, ubicado en pleno centro histórico de la ciudad. 

El recorrido en La Singanería empieza en un espacio dedicado a la uva moscatel, donde te cuentan el origen de esta vid y su cultivo en Bolivia desde 1548. También te enteras de los personajes importantes que han desarrollado esta bebida desde entonces hasta la actualidad. Un mapa de Bolivia grafica las zonas vitivinícolas desde la época de la Colonia y podemos ver que seis de los nueve departamentos producen este fruto para la elaboración del vino y el singani. 

Entre otros elementos, aquí se exponen las leyes que protegen al singani como denominación de origen y también a los vinos de altura; así como un alambique italiano funcional, muy parecido a las aguardienteras del Siglo XVIII que había en Bolivia. Un vídeo te transporta al proceso de este destilado, desde la cosecha de la uva hasta el embotellado. Mientras el guía te cuenta sobre las dos hipótesis del “chuflay”, la bebida emblemática en base al perfumado singani, concluye el recorrido, con una degustación, por supuesto. 

Relata Ubaldo Nallar, propietario e ideólogo de este espacio, que el bar está inspirado en una antigua botica. “Aquí encuentras macerados en singani con frutos y flores exóticas como el maracuyá, granada – canela, totaí con locoto, quirquiña con ají camba, achachairú, tumbo, guapurú, frutos rojos, ambaiba, flor de colonia, guabirá, coco y piña y estamos experimentando con otros sabores más”, nos dijo. 

Además, se pone en valor las propiedades de todos estos productos naturales, cada uno tiene beneficios medicinales y es aquí donde se explica el concepto bar/botica.  

Si bien es un bar museográfico dedicado al singani, este es un espacio para disfrutar de todas las bebidas bolivianas en general. “Queremos mostrar los otros destilados que Bolivia produce y sus ingredientes, por ejemplo, vodka 1825 con trigo amazónico, el gin La República que, en sus dos versiones, la amazónica y andina lleva más de 16 ingredientes; Quilla nuestro bourbon elaborado con 50% maíz y 50% cebada; Altosama nuestro único vino espumante, por ahora; el Vermut rosso y bianco o Cocalero un destilado de coca y 15 ingredientes más. Todo esto lo podemos conocer a detalle en un panel lúdico, que servirá para jugar y medir los conocimientos del público sobre estas bebidas e incentivar el interés por lo que están tomando. 

“La Singanería es un bar nacional, la consigna es apoyar la producción boliviana, favoreciendo a pequeños productores. Además, queremos ser ambientalmente responsables evitando el uso de plásticos”, nos dijo Nallar, mientras recorríamos este nuevo espacio en la Ciudad de los Anillos. 

Compartir:

Deja una respuesta