Compartir:

Una de las delicias gastronómicas de Tarija – nuestro nuevo destino – son los cangrejitos de Tomatitas, una localidad ubicada a 15 minutos de la ciudad. Estos exquisitos crustáceos de agua dulce de apenas dos centímetros, acompañados con mote (maíz) y limón, son una fiesta crocante para el paladar. 

En Tomatitas hay muchos restaurantes especializados en este manjar que las comunidades del lugar aprovechan de pescar en los ríos Erquiz y Guadalquivir, pero también en Huacata, San Andrés, San Lorenzo, San Jacinto o Bermejo, entre otros. 

Antes, los cangrejitos eran consumidos solo por la gente del lugar, sin embargo, han cobrado notoriedad y ahora no te puedes ir de Tarija sin probarlos. Junto al saice chapaco, comparten un sitial entre las tradiciones gastronómicas de la capital del vino. 

Los cangrejitos Aegla septentrionalis, son denominados comúnmente cangrejos tanque, cangrejos pancora, cangrejos de agua dulce, falsos cangrejos o cucarachas de río y obtienen ese color naranja una vez que están fritos y listos para comer. En su estado natural tienen más bien un color oscuro. 

Lamentablemente y quizás debido a la falta de un plan de manejo para su conservación, los cangrejitos de agua dulce son cada vez más escasos en la zona y las áreas para pescarlos están cada vez más lejos, razón por la que se incrementa el precio. Esperemos que exista algún plan de aprovechamiento sostenible para que esta tradición gastronomía continúe en este valle lleno de encantos y paisajes únicos. 

Compartir:

Deja una respuesta