Compartir:

Este 22 de abril se celebra el Día de la Tierra, desde estas páginas queremos rendirle nuestro homenaje al planeta, nuestro hogar, el inmenso espacio que nos cobija y que nos brinda esta cantidad de paisajes naturales, con una riqueza extraordinaria de flora y fauna, imprescindible para la supervivencia humana y de todos los seres vivos.

Parque Nacional de la Tijuca (Río de Janeiro – Brasil)

Pocas ciudades en el mundo pueden presumir de estar situadas en un enclave natural tan sorprendente como Río de Janeiro, en medio de esta Ciudad Maravillosa está el Parque Nacional de la Tijuca, el área protegida más chica de Brasil, pero con sus casi 4.000, hectáreas, es el bosque urbano más grande del mundo.  

Juega un papel fundamental en la vida de la ciudad ya que es el encargado de preservar los manantiales de agua que abastecen la ciudad, controlar la contaminación tanto atmosférica como acústica, prevenir la erosión, evitar inundaciones, regular el clima y, por supuesto, dar cobijo y protección a cientos de especies de flora y fauna. Sus posibilidades para hacer senderismo, turismo ecológico y deportes de aventura, son increíbles. 

Parque Nacional del Manu

 

Cusco, uno de los interesantes destinos de Amaszonas, además de sus increíbles vestigios de la cultura incaica, alberga en una parte de su territorio al Parque Nacional del Manu, una de las áreas protegidas más importantes del Perú y del mundo por su gran riqueza biológica. En virtud de su enorme valor para la conservación, en 1987 la Unesco lo incorporó en la lista del Patrimonio Natural de la Humanidad. 

Este Parque Nacional comprende desde frígidas punas, que sobrepasan los 4.000 metros sobre el nivel del mar; agrestes montañas boscosas que dan origen a una multitud de pequeñas quebradas y valles; hasta bosques nublados de selva alta para finalmente llegar al llano amazónico.

Madidi y Pampas (Bolivia)

Rurrenabaque, uno de los destinos de Amaszonas en Bolivia, es el ingreso a dos áreas protegidas de carácter nacional, el Parque Nacional y Área Natural de Manejo Integrado Madidi y la Reserva de la Biosfera y Tierra Comunitaria de Origen Pilón Lajas. Pero, además, tres de los municipios de este destino turístico han constituido áreas protegidas municipales: Pampas del Yacuma (Santa Rosa del Yacuma), Rhukanrhuka (Los Santos Reyes) y Bajo Madidi, Ixiamas y Tequeje (Ixiamas).

La gran noticia es que Madidi (La Paz) y las Pampas del Yacuma (Beni) recibieron la certificación internacional Biosphere como “Destino de turismo sostenible”, reconocimiento promovido por el Instituto de Turismo Responsable (ITR).

Ambas áreas protegidas tienen una extraordinaria riqueza natural. 

Bosques de Itaupú (Paraguay)

Las áreas silvestres protegidas de Itaipú son ocho y bordean la represa hidroeléctrica de Itaipú (Paraguay y Brasil), la mayor productora de energía del planeta. Tatí Yupí, Pikyry, Itabó, Yvyty Rokái, Limoy, Pozuelo, Carapa y Mbaracayú totalizan una superficie de 120.000 hectáreas y tienen la labor fundamental de mantener en estado natural el agua, materia prima más importante de la represa Itaipu. Las Áreas Silvestres sirven como un corredor antierosivo que protege el curso del Río Paraná y además de ello, protege el Bosque Atlántico del Alto Paraná, uno de los 25 ecosistemas del mundo más importantes en biodiversidad.

En todas estas reservas y refugios se llevan a cabo actividades educativas, ecoturismo, investigación científica, safaris fotográficos. Hay un trabajo permanente de recuperación de este hermoso ecosistema. 

Reserva de Humboldt (Uruguay)

La Reserva Nacional Pingüino de Humboldt está compuesta por tres islas: Chañaral, Choros y Damas, ubicadas en el límite entre las regiones de Atacama y Coquimbo (Chile). Se ubica a unos 100 kilómetros al norte de La Serena en la Región de Coquimbo y cuenta con una superficie total de 888,68 hectáreas.

Esta reserva ofrece bellos paisajes de islas deshabitadas con impresionante presencia animal y playas de arenas blancas. En las islas te encuentras cara a cara con lobos marinos, delfines nariz de botella y por supuesto el pingüino de Humboldt que forma sus colonias en esta zona y da nombre a la reserva. Si vas en temporada cálida, entre octubre y abril, puede que incluso veas en primera persona gigantescas ballenas jorobadas. 

Campos del Tuyú (Buenos Aires)

Campos del Tuyú es un valioso tesoro natural ubicado a tan solo 300 km de la capital argentina. Este paraíso natural es un ecosistema llamado pastizal pampeano y se encuentra en el partido de General Lavalle, en la provincia de Buenos Aires. Al considerarse primero reserva y ahora Parque Nacional, ha permitido preservar a los ciervos de las pampas y a más de 300 especies de aves, como flamencos, churrinches y ñandúes, 65 especies de mamíferos como zorros grises, carpinchos y gatos monteses, entre otros. 

Es una de las cuatro áreas protegidas de Argentina donde se intenta revitalizar el ciervo de las pampas, en serio riego de extinción. 

Son 3.040 hectáreas de un paisaje austero y bello a la vez, donde se ven pastizales ralos y montes de talas, atravesados por serpenteantes riachos de agua salada.

 

 

Compartir:

Deja una respuesta