Compartir:

“Soñamos grande, lo hicimos posible” así es como a partir del 15 de diciembre, Amaszonas, la línea aérea turística de Bolivia conecta la ciudad de Santa Cruz de la Sierra con Foz de Iguazú, Brasil.

Simplemente espectacular, fue lo vivido durante tres días, por periodistas, misses, influencers y ejecutivos de la línea áerea Amaszonas, quienes disfrutaron del vuelo inaugural a Foz de Iguazú, un destino de ensueño en el que confluyen tres países, que sin dudas será de acá a poco el preferido de muchos bolivianos.

Los tres vuelos semanales de Amaszonas te darán la oportunidad de poder vivir esta experiencia única e inolvidable por un precio de lanzamiento que va desde los $us 290 y será cubierto por la moderna aeronave Embraer E190, con capacidad para 114 pasajeros o por los ya conocidos Bombardier de 50 pasajeros, según la demanda. Los martes, jueves y domingos, salen de Santa Cruz a las 22:45 y llegando a la población brasileña a la 1:50, con retorno los miércoles, viernes y lunes a Hrs. 6:00.

Diego Urioste, subgerente de ventas directas de la aerolínea, mencionó que se eligió Foz de Iguazú dado que cuenta con una de las Siete Maravillas del Mundo y esto hace que sea un destino altamente requerido por los turistas y hombres de negocio, tanto bolivianos como extranjeros.

“El viaje a Foz de Iguazú es especial para personas que quieren desestresarse de la vida citadina y al mismo tiempo pasarla bien”, asegura Urioste. También es indicada para realizar eventos corporativos, ya que la ciudad cuenta con hoteles que tienen grandes espacios para realizar convenciones y todo tipo de reuniones.

El ejecutivo de la línea aérea destaca que además de conocer las cataratas del Iguazú, una de las maravillas naturales del mundo reconocida por la Unesco, tanto en la parte brasileña como argentina, se puede hacer un recorrido por El Parque de las Aves, El Hito de las Tres Fronteras y la represa de Itaipú, compartida por Brasil y Paraguay, entre otros maravillosos lugares.

La represa hidroeléctrica de Itaipú (del guaraní, ‘piedra que suena’) posee un desnivel de 120 metros de caída bruta que genera la mayor cantidad de electricidad a escala mundial.

También desde la ciudad de Foz de Iguazú se puede llegar en pocos minutos a la ciudad argentina de Puerto Iguazú, desde donde también se va a otras partes de las cataratas, especialmente la caída de agua conocida como la Garganta del Diablo.

Para completar la travesía, igual en las cercanías, ya que es una triple frontera, se puede llegar hasta la Ciudad del Este, en territorio paraguayo, una de las zonas francas más importantes del mundo, en la que se pueden adquirir infinidad de productos a precios bajos.

Las cataratas del Iguazú, un lugar paradisiaco compartido por Brasil y Argentina, junto a la gigantesca represa de Itaipú compartida por brasileños y paraguayos, sumados a las que conectan con Cusco y las ruinas de Machu Picchu (Perú) y el salar de Uyuni, en territorio boliviano, sin lugar a duda consolidan a Amaszonas como la aerolínea más turística de Bolivia.

Compartir:

Deja una respuesta