Cliente hecho a medida

En esta época de la comunicación el cliente no solo tiene la razón sino las herramientas a mano para saber lo que quiere y lo que no, tiene la capacidad de escoger investigando.

Hoy en día, el cliente todo lo quiere hecho a su medida y es que, desde siempre, la personalización de objetos y servicios ha aportado un gran valor añadido que ayuda a reforzar nuestro ego como consumidores porque nos hace sentir especiales y exclusivos. La razón fundamental es el crecimiento de las tecnologías de la información y la comunicación.

¿Entonces dónde queda el papel del proveedor, de la industria, producto o servicio? Hoy el papel fundamental está en conocer los gustos del cliente potencial, pero, no todo debe ser así, todavía no ha muerto la intuición del mercado, no ha muerto la investigación del mercado sobre las necesidades futuras. Si bien el cliente no solo tiene la razón, sino que elige lo que él quiere, entonces en ese escenario, las empresas tienen que reforzar su departamento de atención al cliente, de fidelización. Y así como el cliente busca una experiencia única para él, las empresas deben buscar experiencias únicas en los mercados. Esto significa: mirar el futuro, tratar de estar un paso adelante del cliente.

¿Pero cuál es la ventaja de las empresas de servicios? Que, así como los clientes buscan a su medida, las empresas también pueden investigar a la medida de las necesidades de la compañía.

Por otro lado, las empresas tienden cada vez más a ser muy tecnologías, muy innovadoras, muy globales, pero a la vez está siendo apreciado lo artesanal, lo humano y que todo gire alrededor de lo que el ser humano necesita como alimentar su espíritu, su ego, las formas de encarar la religión, la política, entonces creo que es una buena oportunidad para que tanto el cliente que “lo sabe todo” y las empresas, lleguen a entenderse.  Una vez que se conjunciona lo que el cliente necesita con lo que precisa la compañía, es cuando se llega a un servicio satisfactorio.

En definitiva, estamos en la época del cliente perfecto, pero también en la época de generar procesos perfectos en tu compañía para llegar a tu cliente. El cliente del Siglo XXI es tremendamente capacitado, informado, exigente y tenemos que tener la capacidad de venderle, de conquistarlo. Las condiciones tecnológicas para darle gusto están dadas, así como también para que el cliente informado pida y consuma estos servicios innovadores.

Fernando López Julio
CEO Lola group
flopez@lolagroup.com.bo

Compartir:
Cambiar Idioma »