Celebremos el Día del Turismo, viajando

Este 27 de septiembre se celebra el Día Mundial del Turismo. Esta actividad durante las últimas seis décadas, ha crecido y se ha diversificado de manera constante. Se ha convertido en uno de los sectores más importantes y de mayor crecimiento del mundo, del que se benefician las comunidades en todo el globo.

Los desplazamientos internacionales de turistas a nivel mundial han pasado de 25 millones en 1950 a 1.300 millones hoy en día. En el mismo periodo, los ingresos provenientes del turismo en los países de destino aumentaron de 2.000 millones de dólares americanos a 1.260 billones.

Se calcula que este sector representa el 10 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) mundial, emplea al 10 por ciento de los trabajadores del planeta, y la Organización Mundial del Turismo (OMT) espera que continuará creciendo a una medida anual del 3 por ciento hasta 2030.

Durante la segunda mitad del siglo XX y el siglo XXI se aprobó que las vacaciones sean un derecho humano, el consenso de esta Declaración Universal en los derechos laborales de muchos países, sumado al crecimiento de la clase media, fueron las causas del crecimiento del turismo.

Además, el uso de las nuevas tecnologías aplicadas al turismo y el abaratamiento del transporte, especialmente el aéreo, han generado un aumento de los viajes internacionales.

Tradicionalmente, cuando se habla de crecimiento económico de un país lo relacionamos directamente al sector industrial, sin embargo, cada vez son más las naciones que apuestan por el turismo como motor para impulsar su economía.

Según un informe publicado por el Foro Económico Mundial los países que dependen de esta actividad en función de su Producto Interno Bruto (PIB) son Las Maldivas, Croacia, Malta, Tailandia, Jamaica e Islandia. Sin embargo, los que generan mayores ingresos por esta actividad son Estados Unidos, China y Alemania

Por lo general, los países que basan su economía en el turismo, son aquellos que están catalogados como “en proceso de desarrollo” o son pequeños en población; un ejemplo es Islandia, que con 338.349 habitantes recibe 1.7 millones de turistas al año, el triple de la cantidad total de sus habitantes. Si bien estos países no poseen una economía desarrollada en términos de industria, comercios o exportaciones, sí poseen estrategias muy bien delimitadas y planificadas para explotar al máximo sus valores turísticos.

Según el Informe del Foro Económico Mundial, los destinos tradicionales siguen creciendo. El ranking de 2018 fue liderado por Hong Kong; se estima que casi 30 millones de turistas visitan la región, luego le siguen Bangkok, Londres, Singapur, Macao, París, Dubái, Nueva York y Kuala Lumpur.

En este sentido, en el orden mundial, el turismo ha demostrado ser una actividad clave y de suma importancia como impulsor del crecimiento económico. Hoy por hoy se ha convertido en una industria que presenta oportunidades únicas para que los países en desarrollo y emergentes puedan avanzar dentro del mercado.

En ese sentido países como Bolivia también están trabajando para llegar a ser una potencia turística. Según datos del Ministerio de Turismo, entre 2010 y 2018 los ingresos que percibió por esta actividad crecieron de 379 a 823 millones de dólares, mientras que la llegada de visitantes se incrementó de 679 mil a un millón 179 mil en ese periodo.

Compartir:
Cambiar Idioma »