Cavernas de Vallemí: las entrañas de Paraguay

La pequeña ciudad de Vallemí, custodiada por un boscoso cerro que le da el nombre, se encuentra a 570 kilómetros de Asunción y es una de las mecas del turismo aventura en Paraguay. Esto se debe a las Cavernas de Vallemí, un conjunto de formaciones rocosas que forman atractivas rutas que incluyen caminatas por grutas, visita a cámaras con estalactitas, rapel y paseos en bote entre las rocas. Todo lo indicado para jornadas a pura adrenalina y fascinación en la naturaleza.

El circuito consta de cuatro rutas. La más popular es la Caverna 14 de julio, ya que es la de más fácil acceso y permite ser explorada sin dificultad, por lo que es la favorita de las familias con niños. En esta cueva se puede caminar por paredes de roca de varios metros de largo y tener un paseo lleno de misterio y emoción.

Por el contrario, la más extrema es la Santa Caverna, que debe su nombre a las estalagmitas cuyas formas se asemejan a una Virgen. Para recorrer esta ruta se debe trepar por pequeños túneles naturales y deslizarse entre rocas por espacios no aptos para claustrofóbicos. Sin embargo, las formaciones de esta zona son consideradas las más vistosas de todas.

La Caverna 54 es la más recorrida por grupos de amigos ya que en esta se puede hacer rápel. Esta formación tiene varios lugares del sendero a cielo abierto por lo que su recorrido mezcla cavernas con cañones de roca.

La última ruta de la lista, pero la más entretenida según muchos visitantes, es la Kambá Hópo: un paseo en barco que permite navegar por debajo de gigantes formaciones rocosas y conocer pequeñas brechas resultado de millones de años de erosión.

La municipalidad de Vallemí está a cargo del cuidado de toda la zona por lo que todas las visitas deben ser organizadas con guías autorizados.

Compartir:
Cambiar Idioma »