Cajamarca, un ejemplo de reforestación

Cajamarca, una localidad ubicada a 31 km de Sucre (Bolivia) era un sitio seco y donde apenas crecía un poco de hierba, 30 años después el paisaje es totalmente distinto y este lugar se ha convertido en un bosque de pinos, eucaliptos, robles y arbustos de queñua. Esto le ha devuelto la humedad a la tierra y la posibilidad de que los pobladores puedan cultivar sus propios alimentos y dedicarse a actividades como el turismo. 

Esta motivadora historia de reforestación nació en 1990 a iniciativa de la Facultad de Educación de Sucre y de los miembros y amigos del Centro Ecológico Juvenil CEJ, que ha plantado miles de árboles. Fue sustancial que Annelie Dehmel, la fundadora del proyecto, hubiera adquirido 30 hectáreas para donar el 80% a las niñas más jóvenes de las familias de la zona, siendo la única condición la repoblación forestal durante 20 años. 

Tres décadas después, esta región se ha convertido en un área de recreación local, el CEJ ofrece cabañas, caminatas guiadas a sus senderos, a las montañas (4.000 m) y a los sitios de pinturas rupestres de hace 2.000 años, entre otros lugares.   

Los jóvenes y agricultores reciben capacitación de profesionales en distintas temáticas. También llegan estudiantes y docentes de universidades para realizar estudios científicos de fauna y flora. De esta manera los programas de la asociación CEJ se integran a las estrategias nacionales e internacionales de protección ambiental y desarrollo sostenible.

Compartir:
Cambiar Idioma »