Buceando en Iquique

Si sueñas con enfundarte en un traje de neopreno y sumergirte en las profundidades marinas, Iquique (Chile) es una gran alternativa en Sudamérica para realizar este fascinante deporte acuático. 

Bucear en esta ciudad nortina es hacerlo en aguas bajas, de un extraordinario color verde que da cuenta de la productividad marina del Océano Pacífico y que contrasta con el árido paisaje terrestre.

Sus profundidades lucen verdaderos mosaicos de herbívoros, moluscos bivalvos filtradores, crustáceos, corales, medusas, bosques de algas y microalgas, que entregan un ambiente ideal para peces, lobos marinos y tortugas, que sorprenden a los visitantes. Se puede bucear en casi toda su costa, pero los puntos destacados son Playa Blanca, Tres Islas y Punta Gruesa. 

Ya sea que quieras aprender a bucear o seas un experto, existen muchas alternativas para hacerlo con instructores capacitados. Una excelente opción es la Escuela Buceo Iquique con más de 30 años de experiencia. Según su director Carlos Guerrero Medel, ofrecen el servicio de iniciación al buceo, también denominado bautismo submarino, una actividad para personas sin experiencia en actividades acuáticas. “Aprenden todo lo necesario para bucear con completa seguridad bajo la guía de un instructor certificado”, aseguró. 

Esta escuela de buceo, una de las pioneras de la ciudad, también ofrece cursos con certificación internacional, ya que son miembros de PADI y CMAS, los dos organismos más importantes de buceo a nivel mundial. 

Pero si ya tienes certificación y solo quieres hacer turismo submarino en Iquique tienes la opción de buceo con lobos, buceos nocturnos y en bote, a los distintos puntos que están catalogados dentro de los destinos imperdibles del patrimonio submarino gracias a la riqueza geográfica y abundante fauna en las profundidades marinas de esta región chilena. 

Compartir:
Cambiar Idioma »